Octava Compañía de Bomberos de Santiago

El sentido homenaje al Mártir Héctor Paineo Espinoza.

paineo La ciudadanía y los Bomberos chilenos sintieron el impacto por la Muerte en Acto del Servicio del Voluntario Honorario de la Cuarta Compañía del Cuerpo de Bomberos de La Granja, San Ramón y La Pintana, HÉCTOR EDUARDO PAINEO ESPINOZA (Q.E.P.D.), fallecido mientras combatía un incendio el martes 21 de febrero.

La noticia se expandió a través de decenas de medios de prensa y por las redes sociales bomberiles, generando sentimientos de hondo pesar y tristeza frente a la caída de otro Bombero en el cumplimiento del deber. Paineo Espinoza pasó a formar parte de la lista de Mártires de los bomberos chilenos.

En la página web del Cuerpo de Bomberos de Santiago se publicó la siguiente comunicación:

“El Cuerpo de Bomberos de Santiago adhiere al duelo que aflige al Cuerpo de Bomberos de La Granja, ante el lamentable fallecimiento, en acto de servicio, del Voluntario Héctor Eduardo Paineo Espinoza (Q.E.P.D.)

Para quienes sienten en su espíritu el llamado del servicio a la comunidad hasta entregar la vida si fuere necesario, siempre es doloroso despedir a un compañero de ideales, caído en el cumplimiento del deber.  Todos ellos han ingresado a la Nómina Gloriosa de los  Bomberos Mártires de Chile, y han dejado entre los suyos, recuerdos imperecederos que los  acompañarán para siempre y a nosotros, a la distancia, el ejemplo preclaro del cumplimiento del deber, prometido con generosidad el día que a la Institución nos incorporamos.

Reciban en esta ocasión en nombre de todos los Oficiales Generales y de los Voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Santiago, nuestras sinceras condolencias  por tan irreparable pérdida, a todos los Oficiales y Voluntarios de la Cuarta Compañía del Cuerpo de Bomberos de La Granja”.

La noche del miércoles 22 de febrero, una delegación de la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago, encabezada por el Director, Emilio Villar y el Capitán, Daniel Alarcón, concurrió al Cuartel de la Cuarta Compañía a dar el pésame y expresar la solidaridad bomberil por la muerte de Héctor Paineo Espinoza.

En la página electrónica de Bomberos de Chile se publicó una completa reseña de la actividad de homenaje y funeral del Voluntario Honorario, bajo el título “Multitudinaria despedida a mártir del Cuerpo de Bomberos de La Granja”, que aquí se reproduce:

Luego de una misa realizada a las 21:00 horas del jueves 23 de febrero, en el cuartel de la Cuarta Compañía “Bomba México”, en Avenida Venezuela, 2083, los restos mortales de Héctor Paineo Espinoza (Q.E.P.D)  fueron trasladados hasta el Cuartel General del Cuerpo de Bomberos de La Granja, donde el malogrado voluntario ejercía labores en el Departamento de Investigación de Incendios, para luego hacer una corta parada cerca de su domicilio.

Cuando el reloj marcaba las 22:15 horas el cortejo llegó hasta la calle Colombia 10547, donde se ubica el cuartel de la Décima Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, punto de encuentro de los cerca de mil voluntarios que acompañarían a este nuevo mártir de Bomberos de Chile hasta el campo santo donde quedarían depositados sus restos.

Los vecinos que le acompañaban en buses y los habitantes del sector, se congregaron para brindar un cálido aplauso para este voluntario, que partía acompañado de sus cófrades y las largas notas de un gaitero que acompañaba el cortejo.

En cada esquina antes de llegar al cementerio, familias con la bandera chilena se apostaron para ver el paso de la columna de marcha. Entre ellos, niños de la mano de sus padres  miraban el abanico de colores que pasaban frente a sus ojos y con curiosidad infantil preguntaban de qué se trataba.

A las 23:50 los restos del primer mártir del Cuerpo de Bomberos de La Granja arribó al Cementerio Parque del Recuerdo Cordillera,  ubicado en la avenida Santa Rosa del Peral. El frío lentamente se hacía sentir en la piel de todos los presentes, pero los acordes del Orfeón de Carabineros entibiaron el escenario de una triste despedida.

A nombre del Cuerpo de Bomberos de La Granja, San Ramón y La Pintana abrió los discursos su Superintendente, Miguel Bau, destacando que la labor de Bomberos es riesgosa y desafiante, en donde muchas veces se pone en riesgo la vida. “En sesenta y dos años de vida institucional, no habíamos tenido un lesionado grave, luchando siempre por la protección de los voluntarios, pero el péndulo de la vida nos ha tocado con la muerte de este voluntario, que inaugura una galería de héroes inmortales, cuyas características son de excepción”

Por la extensa zona que cubre este Cuerpo y que incluye tres comunas se dirigió a los familiares, autoridades, voluntarios y vecinos, el alcalde de San Ramón, Pedro Isla, afirmando  “que uno nunca  piensa que un padre entierre a un hijo, que un alumno despida a su instructor, es lamentable, pero este ocurre porque estamos en presencia de un hombre sencillo, preocupados de su deber, como  Héctor Paineo Espinoza (Q.E.P.D),  y que incluso lo llevó a dar la vida por los demás”.

En nombre de la Junta Nacional de Bomberos de Chile, su máxima autoridad, Miguel Reyes,  manifestó que “alzo mi voz para despedir a un voluntario que entregó su vida, en una opción voluntaria para servir a los demás. Destacando que en 160 años de vida, hay una serie de actos heroicos realizados por hombres que se entregan al servicio público, dispuestos a dejarlo todo cuando suena la alarma, vaya para su familia y sus camaradas de ideal un saludo fraterno en este difícil momento”.

El frontis del cementerio se hacía más estrecho para albergar a todos quienes querían estar presentes en la despedida de este padre, amigo, vecino, compañero de trabajo, nadie quería faltar en este especial momento.

Es así como su compañero y Director de la Cuarta Compañía “Bomba México” Patricio González Recabarren, expreso los recuerdos de tantos años juntos, las discusiones, las amenas conversaciones, destacando que “nunca pensé que tendría que despedirte, y para nosotros enfrentar este incendio fue un fracaso, controlamos un siniestro, pero perdimos a unos de los nuestros, Héctor Paineo Espinoza (Q.E.P.D) descansa en paz. 

Luego de la lectura de la hoja de vida del malogrado voluntario, su hijo Javier Paineo Roa, también voluntario de la Cuarta Compañía, expresando en hermosas y sencillas palabras el ejemplo de su padre “ un día llegó de un incendio y me contó que un niño había perdido su casa, traía una pelota en sus manos, era un regalo para mí y me preguntó si se la quería regalar, a lo cual accedí” con el paso de los años comprendía su enseñanza y como todo niño a medida que crecí a su lado se transformó en un superhéroe, por eso  en este momento les digo a sus compañeros de Compañía, que él fue un hombre que los quería a todos, y si partió fue para encabezar una unidad celestial” 

Tras estos discursos las diversas delegaciones realizaron el desfile final de voluntarios y material mayor, para luego el Cuerpo de Bomberos de La Granja, sus familares, amigos y vecinos acompañarlos hasta su última morada.-

No tiene derechos para añadir comentarios