Octava Compañía de Bomberos de Santiago

5 años de Servicio de M-8

17211844 1789049548082219 3853190027894202075 o

Si se fija usted bien, y pone atención durante un largo rato, podrá ver que los bomberos le hablan a sus carros. Quizás temerá por su salud mental. Si bien dicen que hace falta algo de locura para ser bombero, descuide. Ese es un comportamiento normal. En efecto, uno termina siendo amigo de esas máquinas, se encariña como si fuese un compañero más. Se sufre al verlas enfermas, y no en pocas ocasiones podrá ver que tienen apodos ingeniosos.

Ese es el caso de nuestra “Chancha Mañosa”.

Ha cumplido 5 años en nuestra compañía, y recibió una dura misión, la de reemplazar a la legendaria Magirus Deutz DL-44 que prestó servicios durante 2 décadas a la comunidad, bajo el cuidado de la Octava. Su identificación de despacho radial es M-8 y lleva bajo patronímico el de Don Enrique Fredes Zúñiga, fallecido trágicamente en acto de servicio en incendio ocurrido en Alonso de Ovalle y San Diego, en la comuna de Santiago. Llegó en el mes de agosto de 2012, específicamente el día 05, siendo recibida entre vítores por parte de los aguerridos de La Chimba. Ha participado en numerosos actos de servicio, en rescates de altura e incendios, ya que por sus especificaciones apoya el trabajo de agua.

Dicen que los primeros 5 años de un bombero son determinantes en lo que será su comportamiento futuro. Nuestra mecánica “Enrique Fredes Zúñiga” se ha ganado a sangre y fuego su lugar en nuestro cuartel, en varias alarmas de incendio. Recibió los gallardetes institucionales por el Comandante Cristóbal Goñi y por el Capitán Daniel Alarcón Parker, bajo los sones de la marcha “Adiós al séptimo de línea”, y desde entonces nos ha acompañado en la sala de máquinas, esperando el despacho para ir a auxiliar a quien lo ha necesitado, como si fuese nuestro primer mártir encarnado en sus metales, presto al servicio sin dudarlo.

Cristian Parada Bustamente