Octava Compañía de Bomberos de Santiago

8 del 8

cena 8

Los grupos humanos con intereses comunes tienden a ocupar símbolos en común para identificarse, así como utilizan las tradiciones para reforzar aquellos valores que los unen y nos recuerdan el motivo por el cual decidimos participar en ellas. Así se van escribiendo grandes historias, como es la de la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago.


Durante largos años, a las ocho de la noche con ocho minutos el día ocho del octavo mes del año, un grupo de personas en todos los cuarteles de Chile decorados con el número 8 hacen un alto en sus vidas y se juntan a departir un rato de amena camaradería. En dicha ocasión brindan (excepto aquellos que están designados para tripular en caso de emergencia) por el 8 infinito. Este número es un poderoso símbolo, y representa por una parte la eternidad y por la otra la justicia. Uno de los significados que se le atribuye al 8 es la infinitud. Si lo acuesta, podrá reconocer al denominado “ouroboro”, una serpiente mítica que come su cola, y que representa aquella labor que nunca concluye. No dejarán de existir emergencias, y nosotros no debemos cesar en nuestro afán de servir; Dentro del Tarot, los 21 arcanos mayores tienen cada uno asignado un número correlativo. El 8 está destinado a la justicia, una de las virtudes cardinales que ennoblecen al ser humano. La carta se representa por una mujer sentada en un trono con la espada y la balanza en cada una de sus manos. Si quisiéramos hacer un símil a nuestra labor, perfectamente podríamos hacerlo con el hacha y la escala. El hacha es un símbolo de poder, la que de ser necesario rompe puertas, ventanas y paredes en busca de la vida en peligro o de exterminar al fuego devenido en enemigo. La escala es aquella que, equilibrada, nos eleva a alturas que no podríamos alcanzar con nuestras solas manos.


Hoy los octavinos de Chile nos reuniremos, ya sea de cuerpo presente o con el corazón. Nos acompañarán esos rostros severos que decoran nuestro salón de sesiones y que dieron su vida por esta pasión. Nos acompañarán nuestras familias, aquellas que con el corazón en la mano esperan nuestro retorno de cada emergencia, y diremos salud.


Feliz 8 del 8.

Cristian Parada Bustamante