daminificado

Por: Director, Hugo Guzmán Rambaldi

 

Declarado el Incendio de inmensas proporciones en varios cerros de la ciudad de Valparaíso, varias Compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago emprendieron rumbo hacia el puerto para apoyar las tareas de extinción, evacuación y remoción.

Los bomberos de la capital se colocaron a disposición de los mandos del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso que ya efectuaban una encomiable labor, dotada de esfuerzo, sacrificio y heroísmo.

La Octava Compañía del CBS, al mando de su Capitán, Daniel Alarcón, se dirigió el domingo del siniestro hacia Valparaíso en el Carro Portaescalas Q-8, llegando a colaborar con su Compañía Hermana de Canje, la Octava de Valparaíso.

Alrededor de 30 octavinas y octavinos se movilizaron hacia el puerto y efectuaron una extenuante como necesaria labor bomberil. Un grupo de más de 10 Voluntarios permaneció, al igual que el Q-8, hasta el lunes siguiente prestando servicios ante el inmenso desastre, considerado por expertos como el “incendio más grande en la historia de Valparaíso” y por algunas autoridades bomberiles como “el incendio estructural más grande, quizá, en la historia del país”, con más de dos mil 500 casas siniestradas.

Tal como recordó el Secretario General de la Institución, Marco Antonio Cumsille, este mes de abril del 2014, el Cuerpo de Bomberos de Santiago concurrió en auxilio de Valparaíso al igual que los años 1866 y 1906.

Una vez más, las manos de bomberos porteños y capitalinos se unieron para socorrer a la comunidad afectada por un desastre, por un Incendio tremendo, que incluso acabó con la vida de 15 compatriotas.

Otra muestra de hermandad entre la Octava de Santiago y la Octava de Valparaíso y de coordinación para estar juntos ante las necesidades del servicio.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *