Sin título

Discurso del voluntario Marco Escalona, realizado el día 20 de noviembre, en romería realizada a Cementerio General:

Señores Oficiales, Miembros Honorarios, Voluntarias y Voluntarios de la Octava Compañía de Bomberos de Santiago “La Unión es Fuerza”, brigadieres integrantes de la Brigada Juvenil “Capitán Luis Bravo Menadier”.

Nos encontramos hoy reunidos para conmemorar con la solemnidad que la ocasión se merece y ameritan los ochenta y un años de la muerte en Acto del Servicio de nuestro Mártir don Víctor HendrychHusak (Q.E.P.D.).

Caen los timbres en nuestra aguerrida guardia nocturna, el fatídico día 20 de noviembre del año 1933 a eso de las 05:20 horas de la madrugada, en donde nuestra compañía tripula el carro porta escalas “Enrique Fredes Zúñiga” a un incendio en las calles San Francisco y Diez de Julio.

A bordo del material mayor que salió del antiguo cuartel octavino, en la avenida Domingo Santa Maria, iban 7 grandes cofrades de nuestra compañía, tres de ellos oficiales y cuatro voluntarios donde en el primer asiento del lado derecho, iba nuestro actual mártir don Víctor Hendrych Husak, al cual cariñosamente nuestros hermanos de labor lo apodaron como el “gringo”.

El carro conducido por don Leopoldo Guzman, volaba raudo por la calle las claras en dirección sur deseoso de asistir a las personas que añoraban la ayuda de bomberos impacta por el costado violentamente en la intersección de Merced a un enorme tranvía el cual antiguamente prestaba servicio de locomoción colectiva. el cual debido al impacto con nuestro porta escala se descarrila de sus conductores de acero por la gran fuerza de la colisión.

En ese momento de forma casi inmediata el secretario de la compañía don Victor fallece en el lugar. El segundo mártir de nuestra Octava perece a los 26 años de edad y 2 años, tres meses de servicio en la Institución, además era el Secretario de la Compañía. A las diez de la noche del mismo día, el Cuerpo formado y en Romería traslada los restos mortales del nuevo Mártir institucional desde la Asistencia Pública hasta el Cuartel General, donde se instaló la Capilla ardiente en el Salón del Directorio. Al día siguiente, sus funerales asumieron una extraordinaria solemnidad, asistiendo representantes del Presidente de la República, el Intendente de Santiago, el Alcalde de Santiago, Director General de Carabineros y delegaciones policiales, del Ejército y de Cuerpos de Bomberos de la República. Además de todas las Compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago con su Material Mayor enlutado y rindiendo honores de sirenas.

Así relata don Eduardo Kaimalis, Director Honorario y que en esa época fue compañero de don Victor “el gringo”: “He olvidado muchos nombres, pero no a sus nombres, a cada uno de mis compañeros”

Luego de este fatídico día, a eso de dos días se acuerda en sesión de Compañía a cambiar el nombre del carro porta escala a Victor Hendrych Husak y a su vez, se traslada el nombre a nuestra escala telescópica como Enrique Fredes Zuñiga y la guardia nocturna se apoda con el nombre de don Victor Henrych, ya que fue desde allí donde salió a ese maldito incendio y nunca más regreso con vida, a su amada Octava Compañía de Bomberos de Santiago.

¡¡ Secretario Mártir Víctor Hendrych Husak!!

¡¡ Firme muerto en Acto del Servicio!!

Link Fotografias: http://octavabomberos.cl/index.php/multimedia/fotografias

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *