newsYa cerca de las cuatro de la madrugada del sábado 27 de febrero, pocos minutos después de ocurrido el fuerte terremoto que afectó a grandes zonas del país, las máquinas de la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago acudieron a emergencias en la capital. Primero salió el RX-8 al mando del Teniente 3º, Claudio Muñoz, a un 10-3/7 en Matías Concha y Vicuña Mackenna, y luego Q-8, a cargo del Voluntario Nibaldo Alvarado, a un 10-0/1 en Diagonal Paraguay y Portugal.

Desde ese momento la 8ª, al igual que las otras 21 Compañías del CBS, no paró de acudir a alarmas que incluyeron un Incendio en el centro de la capital chilena.

En esas horas también fue infructuoso y determinante el trabajo de las Operadoras y Operadores de la Central de Telecomunicaciones y Alarmas que demostraron alto profesionalismo, coordinación y serenidad para encarar la emergencia que golpeaba a Santiago.  

En las primeras horas de la mañana de aquel día, el RX-8 al mando del Teniente 1º, Guillermo Alfaro, asistió a 10-3/7 en calles del Santiago antiguo, donde participó en el rescate de una mujer de la tercera edad, cuya casa se derrumbó. El trabajo fue arduo y requirió del uso de herramientas y conocimientos de los bomberos. Luego se trabajó en otra casa derrumbada donde, por desgracia, hubo un 7-3. En las labores se trabajó coordinadamente con la Primera de Santiago y posteriormente con otras Compañías del CBS.

En la mañana fue despachado el Q-8 para atender situación de emergencia en un edificio de Avenida 11 de Septiembre con Ricardo Lyon y luego a un edificio en la calle Santa Isabel, en ambos casos al mando del Teniente 2º, Patricio Donoso. En este último llamado se trataba de un hombre encerrado en ascensor y se tuvo que trabajar con herramientas hidráulicas.

Entre medio de las salidas de las máquinas, pasado el mediodía, y mientras los carros de la Octava estaban en 10-9 (en distintos sectores), fueron despachados a una Alarma de Incendio en Agustinas y San Antonio, en pleno centro. Se trataba de una oficina grande, con fuego en las instalaciones y techumbre. Hubo que hacer entrada forzada, armada de focos e iluminación, labor con equipos ERA, desteche, ventilación y remoción. La Compañía estuvo al mando del Capitán, Daniel Alarcón.

Durante el día sábado y horas del domingo la Octava siguió atendiendo llamadas de emergencia, sobre todo 10-3/1. Decenas de Voluntarios estuvieron haciendo acuartelamiento de acuerdo a la disposición del alto mando de la Institución y se tomaron las medidas necesarias de alimentación e hidratación.

Un grupo de octavinos que forma parte de la Fuerza de Tarea del CBS acudió a la convocatoria de esta entidad que asumió como prioridad el traslado hacia Concepción para colaborar con el Cuerpo de Bomberos de esa ciudad en labores de rescate de personas atrapadas en edificios.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *